Nuestro Pueblo, Deifontes

Habitado desde las primeras épocas prehistóricas, Deifontes (Fuentes de Dios), goza de una situación privilegiada en cuanto al entorno natural que lo rodea, donde el agua juega un papel destacado, tanto por el Nacimiento, que es un importante manantial del municipio, como por el propio río Cubillas (uno de los principales afluentes del Genil) que cruza el término municipal, constituyendo el primer suministro de agua al conocido embalse del mismo nombre, muy próximo a Deifontes.

Visite Deifontes

Castillo de los marqueses de Casablanca.

También conocido como «el Palacio», actualmente el Ayto. del Pueblo. Rodeado de unos jardines preciosos para disfrutar de el día, con vistas casi panorámicas del todo el municipio.

Parroquia de San Martín.

Construida en el siglo XVII en estilo mudéjar sobre una pequeña capilla antes existente. Su obra comienza en el año 1620.

Ermita de San Isidro

Ermita situada en el  paraje del Nacimiento, con gran cantidad de árboles y abundancia de agua. El 15 de mayo se organiza en este lugar una romería en honor al patrón de los labradores, San Isidro Labrador.

Ventas del Nacimiento.

El nacimiento era y es un lugar acogedor y refrescante, precisamente aquí se construiría una de esas postas para descanso en el camino: La Venta, junto al Camino Real de Granada. Ruta de los Nazaríes.

Presa Barcinas.

Construcción romana, aproximadamente entre los siglos I y II a. C., que tenía como misión contener las aguas del río Cubillas para utilizarla en los regadíos a través de sus acequias. Actualmente en desuso.

La Atalaya.

Torre vigía construida en época nazarí, en el siglo XIV, y desde ella se divisa todo el valle del río Cubillas, desde Iznalloz, montes y vegas, al pantano de Cubillas y pueblos vecinos. Formaba parte de una red de comunicación de defensa.